17-Abril-2015

FUNERAL DEL ESTADO EN ALEMANIA EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL ACCIDENTE DE GERMANWINGS

El presidente alemán, Joachim Gauck, se ha unido hoy en la catedral de Colonia al dolor de los familiares de las víctimas de la catástrofe aérea de Germanwings, una tragedia que asusta especialmente ante la imposibilidad de comprender "un acto sin sentido" pero que, al tiempo, ha dejado una lección de solidaridad.

"Tal vez es la falta de sentido de lo ocurrido lo que nos ha asustado tanto. Nos vemos confrontados con un acto de destrucción que nos aturde", ha subrayado Gauck, antiguo pastor protestante, durante el funeral de Estado organizado en Alemania.

Al oficio han asistido alrededor de 1.600 personas, entre ellas unos 500 familiares de las víctimas del avión de Germanwings que cubría la ruta de Barcelona a Düsseldorf y que se estrelló en los Alpes franceses por la acción deliberada del copiloto, Andreas Lubitz, según las investigaciones.

APOYO Y SOLIDARIDAD CIUDADANA

Gauck ha tenido palabras de recuerdo para las decenas de víctimas españolas y ha puesto su mirada en la "lección de apoyo y solidaridad" que se vivió en las horas y los días posteriores a la tragedia, en especial en Francia.

"Una sola persona, que había elegido la muerte para sí misma, arrastró a muchos otros. Nos faltan las palabras para este hecho", ha reconocido Gauck, para quien la catástrofe demostró que "no hay seguridad absoluta ante defectos técnicos o errores humanos, ni mucho menos ante la culpa humana".

Tras insistir en que nadie sabe "cómo se sentía en su interior el copiloto que se quitó la vida a sí mismo y a 149 personas más", ha insistido en no olvidar que el ser humano es capaz de hacer el bien, un convencimiento que permite decir "sí a una vida acompañada de amenazas y muerte". "En tiempos difíciles y exigentes mostramos la fuerza de hacer el bien que llevamos dentro de nosotros", ha manifestado.

COLABORACIÓN ENTRE ESPAÑA, FRANCIA Y ALEMANIA

El ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, ha elogiado la estrecha coordinación con la que, "unidas en el dolor y la tristeza", España, Francia y Alemania han trabajado ante la tragedia aérea de los Alpes, un ejemplo "de los vínculos y valores" sobre los que se construye Europa. A la ceremonia no han asistido ni el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni el 'president' de la Generalitat, Artur Mas.

Fernández Díaz ha tomado la palabra en el funeral en recuerdo de las 150 víctimas del siniestro del 24 de marzo, una fecha que "permanecerá en nuestra memoria colectiva", ha asegurado. El ministro ha trasladado la solidaridad de los Reyes de España y del Gobierno a los familiares de las víctimas asistentes al acto y a las autoridades presentes en la catedral, encabezadas por el presidente alemán, Joachim Gauk, y por la cancillera, Angela Merkel.

GRATITUD HACIA LOS VOLUNTARIOS

Tras subrayar la importancia de recordar a todas y cada una de las víctimas por encima de las nacionalidades, Fernández Díaz ha hecho un homenaje a las cientos de personas que desde el primer minuto se volcaron para ayudar en las labores de rescate en la montaña francesa y a los voluntarios que atendieron y atienden a los familiares de los muertos.

El titular de Interior ha elogiado también la "profesionalidad" de las autoridades francesas y alemanas, y ha mostrado su agradecimiento por el funeral organizado, el primero a nivel de Estado en homenaje a los fallecidos. En representación de España, Fernández Díaz ha recibido en la catedral un pequeño y sencillo ángel de madera con el que se ha querido simbolizar en la ceremonia el mensaje de esperanza y recuerdo de todas las víctimas.

ACTO DE HOMENAJE EL DÍA 27 EN BARCELONA

La ceremonia solemne en homenaje y como muestra de duelo y solidaridad con las víctimas del accidente de Germanwings se celebrará el próximo 27 de abril en Barcelona, según lo ha anunciado la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, en declaraciones a La Xarxa. Ortega ha asistido al funeral celebrado hoy en Colonia.

"Será un acto de homenaje y una muestra de duelo y acompañamiento a los familiares" y de "solidaridad de toda la sociedad catalana", ha dicho Ortega respecto al acto de Barcelona, que se celebrará por la tarde la tarde y sobre el que se están cerrando todavía algunos "detalles".

Ortega también ha explicado que tras el funeral de hoy en Colonia se reunirá con los familiares de las víctimas en unas dependencias de la catedral para "intercambiar impresiones" y "ayudarles" en lo necesario. También señalado que los familiares les están trasladando, sobre todo, cuestiones jurídicas y legales, a las que el Govern está ofreciendo un "asesoramiento lo más personalizado posible".

LAS SUGERENCIAS DE LOS FAMILIARES

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que se está trabajando con la Casa del Rey y las autoridades de Catalunya para cerrar los detalles de la ceremonia solemne y que aún se tienen que concretar otros datos sobre el lugar y el desarrollo del acto institucional.

Santamaría ha añadido que se van a tener muy presentes las sugerencias de las familias de las víctimas, con quienes se ha estado en permanente contacto para que puedan aportar "sus preocupaciones" y "sus opiniones" sobre la manera de llevar a cabo la ceremonia. Según fuentes del Ejecutivo, la idea es que el acto pueda celebrarse en la basílica de la Sagrada Familia y que cuente con la asistencia de los Reyes y del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

pdf volver